¿Existe la Presión Deportiva? Walter Abregú es un entrenador psicológico deportivo

¿Existe la Presión Deportiva?

Ver link al Diario Día a Día: http://www.diaadia.com.ar/deportes/existe-la-presion-deportiva

Walter Abregú es un entrenador psicológico deportivo que se especializa en el entrenamiento de “la cabeza” de los deportistas. Y da su visión.

Messi, un caso clave sobre la presión.
La imagen de Lionel Messi llorando en la final de la Copa América todavía da vueltas por la cabeza de muchos argentinos. 

La pregunta es la clave: ¿Qué pasa por la cabeza de deportistas profesionales que lo han ganado todo cuando les toca perder?

Y se agrega otra: ¿Existe una presión que los lleva a no poder ganar? ¿Qué los paraliza?

Walter Abregú es un entrenador psicológico deportivo que se especializa en el entrenamiento de “la cabeza” de los deportistas.

Trabaja con tenistas, automovilistas, futbolistas y tiene una visión muy amplia con respecto a este tema.

“Tanto en los deportes de Alto Rendimiento como en los Amateurs, tanto en el fútbol, Handball, Básquet, deportes grupales, como en el Tenis, Patín Artístico, Automovilismo, deportes individuales, el deportista se va encontrando con diferentes desafíos que le permiten seguir superándose, tanto en lo Técnico, Táctico, Físico, y muy pocas veces le damos la importancia que realmente se merece al aspecto Psicológico. Dentro de las Ciencias del Deporte, hay un área como es la Psicología del Deporte, la cual se ocupa de controlar los diferentes factores que pueden afectar el Rendimiento Deportivo, y con ello poder potenciar las diferentes Habilidades Psicológicas Entrenables, como la Confianza, Control de las Emociones, Motivación, Actitud, Concentración, Manejo de las Presiones y los aspectos que pueden afectar a nivel grupal y así potenciar lo grupal”, cuenta Abregú.

“Uno de los aspectos que ha sido muy reiterado en los últimos tiempos en el mundo del deporte, como es la Presión. Y nos preguntamos: ¿Existe la Presión Deportiva?”

“La Presión Deportiva no existe, si existe la Auto presión Deportiva, la cual es un estrés elevado relacionado con situaciones trascendentes de alta dificultad y exigencia, donde el deportista es el que toma a estas situaciones como una amenza, afectando el gesto y perjudicando el rendimiento deportivo”, agrega Abregú, que también trabajó junto a Instituto cuando el plantel llegó a jugar las semifinales por el segundo ascenso de la B Nacional, en medio de una gran crisis del club y sin cobrar sus sueldos.

Allí, la cabeza de los futbolistas fue clave para enfrentar los problemas externos, superarlos y concentrarse en lo deportivo.

Abregú, al centro, junto a los futbolistas de Instituto.

Les sucede a todos. Verlo a Messi, por ejemplo, ganar todos los títulos con el Barcelona y no poder hacerlo con la Selección Argentina es un claro ejemplo de auto-presión.

“Hay que enseñar al deportista como enfrentarla de una forma más adecuada potenciando el rendimiento, y especialmente, seguir entrenando al deportista para que siga superando cada situación de la mejor manera. El entrenar el manejo de la Presión Deportiva, como toda habilidad psicológica entrenable, requiere de un proceso, de un desarrollo, de un plan, que junto a un proyecto sólido deportivo, nos van a permitir potenciar las capacidades deportivas. Y un proyecto requiere que todas las partes del equipo de trabajo aporten desde su Área, para poder aunar conceptos y objetivos que lleven a la excelencia del deportista o equipo deportivo”, cierra Abregú.

Una visión interesante y que ayuda a responder esa pregunta que gira en torno a lo que sucede con los deportistas y la presión.